Si estamos enojados, no es recomendable entrenar!

Según un estudio ejercitarse cuando se está enojado o triste aumenta el riesgo de sufrir un infarto.

Cuando estamos terminando un arduo día de trabajo más de una persona opta por ir al gimnasio o salir a correr para relajarse y quitarse el mal humor.

Pero un nuevo estudio advierte que realizar este tipo de actividades cuando uno se encuentra enfadado puede derivar en un paro cardiaco.

Se involucró a 12.461 personas que sufrieron un primer ataque cardiaco, los participantes tuvieron que responder si estaban enojados o molestos, o si llevaron a cabo un intenso esfuerzo, en la hora previa a que sufrieran el ataque al corazón, o en ese mismo periodo de tiempo el día anterior.

Así, los investigadores compararon el riesgo a diferentes horas en las mismas personas y las consecuencias de estos posibles desencadenantes de un ataque cardiaco.

Se encontraron con que estar enojado o triste duplica el riesgo de sufrir un infarto, tanto como someterse a un esfuerzo físico extremo. Imaginen ambos factores juntos, las posibilidades se triplicaron.

Esta información no debe desalentarnos a realizar actividad física, solamente a tener cuidado en los momentos en que lo hacemos. Prestar atención a nuestro estado de ánimo y si no es el mejor, esperar, relajarse y cuando la mente lo disponga, comenzar a exigir el cuerpo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *